Tendencias en la financiación alternativa
211
post-template-default,single,single-post,postid-211,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode-child-theme-ver-1.0.0,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive

Tendencias en la financiación alternativa

Las condiciones del juego financiero han cambiado y la tendencia de la financiación alternativa a los préstamos bancarios es de un crecimiento de 1 billón de dólares en Estados Unidos para 2025 según el partner de Foundation Capital, Charles Moldow, uno de los inversores en Lending Club. 
Este auge se centra en un mercado donde los usuarios pueden invertir directamente y prestarse dinero mutuamente cuya aparición deriva de la eliminación de los costes y la complejidad de los préstamos bancarios tradicionales.

Los préstamos no son una novedad que se haya descubierto recientemente, siempre han estado presentes entre las soluciones para percibir dinero, ya sea entre particulares o bien con entidades bancarias. Sin embargo, la coyuntura económica propició una situación de crisis en la que la necesidad de acceder a los préstamos de entidades financieras aumentó en convergencia con los tipos de interés, haciendo inaccesible este crédito a muchas pequeñas y medianas empresas, quedando éstas sin sustento económico.
 
Es en este momento cuando surgen los líderes, las Marketplace Lending, demostrando que la tendencia no sólo resulta de la desilusión de aquellas pymes que demandaban préstamos a los bancos cuyo acceso quedó restringido, sino que también aparece por la percepción de los beneficios derivados de la falta de intermediarios.
 
Además de esta cuestión, Harmoney, una empresa neozelandesa que lleva más de 12 años en el sector de la financiación participativa -P2P lending-, determina la existencia de una serie de argumentos que sustentan el desarrollo de esta tendencia de las plataformas de financiación alternativa.
 
Por un lado, existe una adaptación a los tipos requeridos por el cliente que se suman al coste que se atribuían a los intermediarios. La idea inicial fue reducir los costes y un acercamiento del proceso, que se tradujeron en una disminución significativa de los costes de operación con respecto a los bancos –tanto para el inversor como para la empresa- y la facilidad que aportaba el acceso online.
 
Por otro lado, la creación de estas plataformas se basa en una innovación con conocimiento, en tanto que los creadores de éstas son expertos del sector financiero. La experiencia previa en esta industria facilita la detección de las debilidades del sistema y, por tanto, la rápida sustitución por mecanismos más adecuados y adaptados a las necesidades crecientes del momento.
 
Cabe destacar el constante desarrollo de sistemas como el crowdlending o invoice finance que han propiciado que se hable de una absorción de un 25-30% del negocio de las compañías financieras según Cromwell Schubarth en Silicon Valley Business Journal.

En esta línea vemos que la financiación alternativa es una idea interesante para facilitar el acceso al crédito a aquellas Pymes que les resulta difícil, reduciendo los costes de financiación mediante el descenso del tipo de interés acompañado de un plazo de vencimiento sujeto al efecto.